No por mucho abarcar se entiende más

A propósito de El Evangelio según Bulgákov

No por mucho abarcar se entiende más

 

El día que Poncio Pilatos condenó a muerte a un predicador llamado Joshuá Ga-Nozri, aún sospechando que en ese momento perdía el alma es el centro de El evangelio según Bulgákov, puesta en escena del grupo venezolano Pantheo Teatro, que se presneta en la Sala Cabrujas.

Haciendo un poco de investigación, gracias a Wikipedia, conseguí que esta obra se basa en El maestro y Margarita, una novela del soviético Mijaíl Bulgákov, y que para más señas es considerada por muchos como una de las novelas más importantes del siglo XX en lengua rusa.

El Evangelio según Bulgákov está dirigida por Francisco Salazar y se basa en varios capítulos de la novela antes mencionada, ya allí comienzan los problemas al armar el texto que luego es teatralizado.  Los capítulos que sirvieron de inspiración para la pieza  se desarrollan en tres escenarios. El primero es Moscú en la década de 1930, ciudad que recibe la visita de Satán disfrazado como Vóland, un misterioso mago de origen incierto que se presenta ante  Berlioz, y el joven y entusiástico poeta moderno Ivan Bezdomny quienes al inicio de la pieza hablan de la no existencia de Jesús y la Santísima Trinidad. Tesis a la que Vóland se opone porque significaría la inexistencia también de Satán. En la segunda parte, se encuentra Margarita, la amante del Maestro, que representa la pasión humana. Recibe una oferta de Satán, que acepta, convirtiéndose en bruja de poderes sobrenaturales la noche de su baile de medianoche, o Noche de Walpurgis, que coincide con la del Viernes Santo, uniendo los tres elementos del libro, ya que la novela del Maestro trata de la misma luna llena primaveral en la que el destino de Cristo es sellado por Pilatos, siendo crucificado en Jerusalén.

El segundo escenario es la Jerusalén de Poncio Pilatos, descrito por Vóland en su conversación con Berlioz  y del que se hacen eco las páginas de la rechazada novela del Maestro. El acontecimiento es el encuentro entre Poncio Pilatos y Yoshúa Ga-Nozri (Jesús de Nazaret), su reconocimiento de que existe una afinidad entre ambos, y su reluctante aunque resignada y pasiva entrega a aquellos que querían matarlo.

El tercer escenario es aquel en el que Margarita sirve de puente. Tras aprender a volar y a controlar sus desatadas pasiones (no sin vengarse de los burócratas literarios que condujeron a su amado a la desesperación) y tomando a su criada Natasha con ella, se introduce desnuda en el mundo de la noche, vuela sobre los bosques y ríos de la Madre Rusia, se baña, y purificada vuelve a Moscú como anfitriona del gran baile de primavera de Satán. A su lado, da la bienvenida a las oscuras celebridades de la Historia humana mientras brindan por la apertura de las fauces del Infierno.

Mijaíl Bulgákov

Tomar estas tres historias y transformarlas en un texto teatral y coherente no es tarea fácil, y asi se ve en el montaje. Al querer ser fiel al texto de  Bulgákov, o al menos a su escencia, se cae en la confusión porque que el espectador trate de entender el tema de Margarita y El Maestro, esa complicado porque el eje central de la pieza es Pilatos y su relación con Joshuá Ga-Nozri, y para unir las historias se recurre a una suerte de pareja medio andaluza, que a veces se les olvida que lo son, y entre bailes de Cante jondo, insisto a veces olvidando la musicalidad del recitado, intentan darnos pistas sobre la historia de Margarita y El Maestro, pero con resultados no siempre afortunados.

La Historia central tiene un elemento llamativo que es la utilización de un pequeño coro, limitado a  dos de los guardias que custodian a Joshuá Ga-Nozri y cuidan los aposentos de Pilatos, que nos recuerdan a los coros griegos y dan narración a las acciones o escenas que faltan, por espacio de tiempo teatral, y que resuelven de manera acertada muchas situaciones de la pieza.

La puesta en escena es rica visualmente, los actores reforman el escenario, con la utilización de luces que van poniendo de una a una en el techo de la sala para representar la festividad de la comarca, o la utilización de cuerdas para representar los caminos que deben recorrer los personajes, e incluso son amarrados dando la sensación de peso y lentitud al caminar.

La escena inicial entre Pilatos y Joshuá Ga-Nozri, quien se dirige al funcionario romano como “buen hombre”, a lo que Pilatos le corrige y dice que la gente le llama malo y que no sé equivoca cuando opinan de de esa manera. Él mismo se califica como malo, es una muestra de que al igual que sucede en la versión fílmica de Jesucristo Superstar, el romano termina siendo un instrumento del destino, uno del que él mismo no quiere ser parte, incluso llega a pensar en envenenarse para evitar la muerte de Joshuá.

Las actuaciones presentan algunos puntos a favor y otros no tanto.  Me explico, Arnaldo Mendoza como Pilatos / Berlioz  logra separar y diferenciar al descreído jefe de la burocracia literaria Berlioz, haciéndolo más anciano, lo que le permite distanciarse de su otro personaje: Pilatos, que a pesar de estar abrumado por el peso de sus responsabilidades  tiene la fuerza del guerrero romano.  La caracterización tanto de un personaje como del otro se logra con algunos cambios de voz, y aquí es donde encuentro problemas para el espectador, porque la entonación que se le da a Pilatos muchas veces impide  que quienes estamos sentados en la sala comprendamos en texto que se está diciendo.    

Algo similar sucede con Israel Moreno, en su papel de Afranio / Voland, quien al representar al señor de las tinieblas, Satán, usa entonaciones que dejan perder parte del texto y pareciera que se está escuchando una radio mal sintonizada, sobretodo el final de la pieza, cuando usa unos modismos no fáciles de entender.

Alejandro Miguez como Mateo / Iván,  resalta por ese espíritu atormentado que fue, según Bulgákov,  Leví Mateo, el biógrafo de Joshuá Ga-Nozri, quien lo  menciona como un ex recaudador y que un día dejó todo para convertirse en su discípulo. También el filósofo dice que Mateo apuntaba sus palabras en un pergamino del que no se separaba.  Leví Mateo se siente culpable por permitir a Joshuá marcharse solo. No puede aguantar viendo el sufrimiento de una persona inocente y buena. Desea una muerte rápida para el filósofo para ahorrarle tanto sufrimiento. Por eso ha robado un cuchillo de la tienda, con la intención de matar personalmente a su maestro. Pero como no ha podido hacerlo empieza a maldecir primero a sí mismo y luego a Dios. Le insulta, le llama, “sordo” y pone en duda su omnipotencia.  Leví Mateo se nos presenta como una persona muy simple pero con gran corazón. Desea lo mejor para la gente justa y inocente. No se puede negar su fidelidad que en el futuro será premiada. Él actúa según sus sentimientos (lo contrario que Poncio). Busca explicaciones a las cosas que no entiende y espera respuestas. Dirige, por ello, sus preguntas a Dios, símbolo de la sabiduría y omnipotencia. No puede entender que una persona inocente tenga que sufrir un castigo injusto.  Otro acierto resulta la actuación de Steven Rosas, quien interpreta a Joshuá, y sin alejarse de esa imagen mítica que se tiene de Jesús, incorpora elementos que también muestran el lado humano y, a veces, vacilante del Hijo de Dios en ese encuentro con Pilatos y los posteriores sucesos 

Con El Maestro y Margarita Bulgákov escribió la que es considerada su obra maestra, consiguiendo conectar los sucesos ocurridos 2000 años antes con su época contemporánea, hilando la filosofía cristiana con la ética a modo de crítica del ideario comunista. De El Evangelio según Bulgákov no se puede decir que logre conectar es su totalidad la esencia del libro original, un trabajo bastante complicado por lo complicado del mismo libro, por lo que a veces uno se pregunta si no es mejor menos que tratar de abarcar toda una obra ya extensa.

Como siempre lo afirmo,  cada quien debe sacar sus propias ideas y conclusiones, no ir o dejar de ir a un espectáculo por lo que los otros digan, porque al fin y al cabo, estas son mis Visiones Particulares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: