Periodistas, Ciudadanos reporteros y redes sociales (Parte I)

La tecnología ha facilitado que la agenda noticiosa ya no sea impuesta únicamente por los medios de comunicación social, los llamados tradicionales, sino que ahora es el ciudadano el que se interesa en conocer sus propias inquietudes

En este moverse hacia la tecnología y ser parte de ella, El Nacional llevó a cabo un foro titulado “Ciudadano Reportero”, donde los asistentes aprendieron más sobre el uso de redes sociales, y cómo utilizar esas herramientas para acercarse a los medios tradicionales, y sobre todo, a utilizar la tecnología  para convertir sus quejas y denuncias en noticias.

La ponencia inicial estuvo a cargo de Miguel Henrique Otero, quien adelantó que en Venezuela hay 4 millones de personas afiliadas a la red social Facebook, que limita  la posibilidad de contactos a las 5 mil personas. También señaló que el país cuenta con 27 millones de celulares, cifra que sobrepasa incluso el número de habitante de Venezuela, mientras 8 millones de venezolanos se conectan a Internet y unas 400  personas utilizan el Twitter.

Ante esta cantidad de habitante de Venezuela que utilizan las redes sociales y la tecnología,  Miguel Henrique Otero resaltó la importancia que tienen estas redes en el periodismo actual y cómo las comunidades pueden dar a conocer sobre de algún problema utilizando estas estructuras, y además cómo el twitter se ha convertido en una herramienta de inmediatez en estos momentos, porque informa rápida y de manera eficaz. Sin embargo, como todo lo relativo a la tecnología, Otero dijo que lo que es importante hoy y actual, puede no serlo mañana, por los constantes avances.

Esta utilización de las Redes sociales, de los Twitter, de los mensajes instantáneos de texto,  y los blackberry sirven, en momentos en que la libertad de expresión y los medios son sometidos a censura previa, se limitan las fuentes de información, para crear contralorías sociales y denunciar inmediatamente una situación que se presenta en cualquier parte y los medios de comunicación no pueden llegar o son hechos que se silencian desde el Gobierno.

Miguel Henrique Otero en su exposición sobre la importancia de las redes sociales contó cómo en Yugoslavia se convocaron marchas en contra de Slobodan Milosevic utilizando páginas de Internet, que aunque el Gobierno lograba cerrar, a los días aparecían páginas “espejo” en servidores de otros países. Otro ejemplo lo representan los 20 mil chinos que vigilan los blog de esa nación, y sin embargo, no han podido acabar con los disidentes que escriben lo que en realidad sucede en China. Un ejemplo más cercano serían los casos de la bloguera cubana Yoani Sánchez, ganadora  del permio “Héroe de la libertad de expresión”, otorgado por el Instituto Internacional de la Prensa, o un ejemplo de casa, la convocatoria de los estudiantes a las diversas marchas en contra del gobierno de Hugo Chávez usando mensajes de texto, y el twitter.

Estos ejemplos sirvieron para dar paso a caso más concretos en Caracas y que según relató el Director de El Nacional se ven a diario, y por citar algunos mencionó cómo a través de Twitter se denunció el mal olor que salía del Centro Plaza, en los Palos Grandes, y cómo el alcalde Emilio Graterón tuvo que tomar cartas en el asunto, ante la avalancha de mensaje por este problema. También, gracias al Twitter, se logró evitar males mayores en una de las “trancas” en La Panamericana, porque el gobernador Henrique Capriles fue alertado sobre los robos que se estaban cometiendo en esta arteria vial y se mandaron policías a custodiar a quienes  estaban en los vehículos en la cola.

Todas estas anécdotas y casos reales sirvieron para enfatizar que en Venezuela no habrá una verdadera censura contra los medios de información, o un ocultamiento de la realidad, porque la tecnología y su uso ha sobrepasado cualquier limitación o imposición, lo que no deja de lado el creciente interés del Gobierno de crear leyes que limitan o puedan bloquear los sistemas como redes sociales, twitter o mensajes de texto.

Por su parte, Ismael León, coordinador de los Comités Radio Bemba, destacó la presencia -en ese foro – de representantes de 22 parroquias  porque se sienten corresponsables de la información que se maneja en sus comunidades. “A raíz del cierre de las 34 emisoras de radio hace poco más de un año, la gente ha comprendido que ellos deben ser los reporteros de sus propios problemas porque los medios son cada vez menos”, indicó, de acuerdo a las declaraciones que luego aparecieron en El Nacional.

Por último, pero no menos importante, y gracias a una pregunta del público asistente a este foro, el papel de los Periodistas ¿cómo queda?, a lo que Miguel Henrique Otero dijo que aunque exista el ciudadano reportero, son los periodistas  los que dan forma, estructuran y contextualizan todas esas noticias que llegan por diversas vías a las redacciones y permite que otros las conozcan y puedan aprender de ellas. Así que el trabajo del periodista nunca terminará por más que las redes sociales sigan creciendo, como en efecto lo están haciendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: